Sueños compartidos en cada copa

Los racimos se seleccionan manualmente y el proceso de elaboración por gravedad permite que sus granos no sufran presiones extremas, propiciando vinos que se gestan en condiciones extraordinarias.
Los primeros vinos fueron elaborados en el año 2003, para ser comercializados a fines del 2005, luego de un necesario reposo en barrica y botella. Respetando el terroir, bajo las antiguas tradiciones vitivinícolas y las nuevas tecnologías de vinificación, nacen vinos super y ultra Premium.
Bajo estrictos controles de calidad y cuidando cada detalle en el proceso, desde el viñedo hasta la puesta en botella, vinos francos y complejos son bandera de nuestra marca en el mundo.
Blends expresivos y varietales auténticos emulan los vinos de Pomerol en un clima más cálido.
Anne-Caroline y su enólogo Mauricio Ortiz han creado una gran sinergia ensamblando los atributos especiales del terroir con la vinificación clásica francesa, dando un sentido de origen y elegancia en nuestros vinos.